Hemos encontrado un taller “Top” en el desierto

Coche de talleres top en el panda raid

Las desgracias (mecánicas) no viajan solas y en el Panda Raid no iba a ser una excepción. Los daños colaterales de la avería que os contábamos ayer se alargaron en el campamento. La reparación se antojaba imposible sin las herramientas y maquinaria de un taller, así que Diego y David tuvieron que trabajar en el primer taller “Top” localizado fuera de nuestras fronteras… hasta las dos de la madrugada.

No os perdáis cómo es un taller marroquí en medio del desierto…

Taller Marruecos

Por los pelos llegaron a la salida de la 4ª Etapa, que ayer transcurrió relativamente en calma. Y es que para nuestros chicos, romper un coche el palier por cruzar un río a 80 km/h y el otro romper el embrague, casi se convierte en mera anécdota.

Las noches en el campamento, donde estas anécdotas se multiplican, son de lo más divertidas. La tónica general es el buen rollo que surge de compartir experiencias diferentes, únicas y extremas. Vamos, que se genera una especie de sensaciones de Gran Hermano (pero sin edredoning… o eso creemos, no nos han llegado informaciones tan detalladas ni en un sentido ni en otro…) entre los componentes de la caravana multicolor de Pandas, que convierten las noches en el campamento parte esencial de la experiencia y emociones del Panda Raid. Las noches son largas y los temas de conversación se amontonan.

Nuestros pilotos se convierten en animados conversadores. “¿Quiénes son vuestros patrocinadores?”, les  preguntan. “¿Talleres Top, los mejores talleres? ¿Y dónde están esos talleres cuando se les necesita aquí  en el desierto?”… momento al que siguen animadas risas del resto de participantes. Todos imaginan esos  mejores talleres y enseguida reclaman: “ya podrían haberme ayudado a arreglar el palier cuando se me  caía a pedazos”, “¿y qué me dices de mi embrague?” “llama a uno de vuestros talleres en Valencia, que    cuando volvamos a casa va a tener trabajo para dos meses con mi Panda”…

Todos se sorprenden que el Blue Power Filter ahorre más de un 20% de combustible y un 50% de emisiones de CO2. Y muchos ya están pidiendo filtros para ponerlos en sus coches a su vuelta a España. Todos piden un descuento… “por haberte ayudado a sacaros el coche de la duna” o “si patrocinan dos Pandas, es como si nos patrocinaran a los 200 que corremos aquí”.

La App de Vehway también tiene su momento de gloria: una App para compartir la ubicación exacta de todos los radares fijos, o para avisar cuando dejas el coche en doble fila y que te avisen a través “del watsapp de las matrículas”. Nacho, siempre apostado con un vaso de plástico de Vino Español en la mano, sonríe mientras piensa su última travesura: seguro que más de uno la usa para contactar con la conductora de un Mini… Lo suyo está claro que es la promoción del vino patrio y de las más hondas tradiciones españolas del piropo y la cortesía. En el desierto Vehway no parece una App muy útil, pero desde luego muchos van a descargársela.

Campamento Panda raid

¿Y Madaísh? Las no pocas chicas que participan en el raid andan inquietas con eso de poder comprar la misma ropa que lucen sus bloggers de moda favoritas y fashionistas. Murmullos de la expedición masculina ante sus comentarios… Javi lidera los comentarios, tan divertidos como extravagantes, pero siempre cargados de bondad (es conocido como “el enigmático”). La expedición masculina seguro que tiene envidia porque la web de Madaísh todavía no está preparada para la moda masculina… tiempo al tiempo.

Pero cuando las sorpresas ya alcanzan límites insospechados es cuando nuestros chicos hablan de la campaña de promoción de la seguridad vial en la cual se abrirá la posibilidad de hacer donativos particulares, en moneda de uso corriente (euros), pero también en Bitcoins o criptomonedas gracias al acuerdo entre Talleres Top y Cripto-Pay. “Entre el Blue Power Filter que ahorra consumo y contamina menos y los Bitcoins, vuestros Pandas parecen de Regreso al Futuro”, dice Alfredo, uno de los mayores animadores de las noches en el desierto. “Sí, pero se averían como los nuestros”, apostilla el siempre ácido e irónico Lorenzo (conocido y querido como “Lo” entre el grupo). Y es verdad: esto es una prueba de resistencia. Las averías mecánicas son como el valor en la mili o la calidad en los talleres “Top”: se dan por descontadas.

¡Vamos que nos vamos, chicos!

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©[current-year] Talleres Top de confianza S.L. 

[kleo_snow scope="window"]

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Nos preocupa tu seguridad vial

Talleres Top te regala un curso de conducción segura