Mitos y realidades sobre el GLP AutoGas

GLP AutoGas deposito rueda

Hoy por hoy, es un hecho indiscutible que el GLP AutoGas es un combustible más barato y menos contaminante que el diésel y la gasolina. Pero, ¿qué pasa con sus inconvenientes? ¿cuánto hay de realidad en las informaciones que circulan por la red?

Vamos repasar los mitos más difundidos sobre el GLP AutoGas y a evaluar si, a pesar de los inconvenientes, sigue siendo un combustible recomendable.

Mitos vs. realidades sobre el GLP Autogas

Mito: “Un amigo de un amigo me ha dicho que desde que instaló GLP AutoGas, su coche ha perdido potencia”.

Realidad: Si la instalación del sistema es correcta, la diferencia de conducción entre GLP AutoGas y gasolina es insignificante. De hecho, la pérdida de potencia es menor que la que se da al encender el aire acondicionado. O sea, prácticamente imperceptible.

En este punto cabe destacar que, para un óptimo funcionamiento del sistema GLP AutoGas es fundamental su instalación en un taller certificado, que no sólo ofrecerá garantías sobre la instalación en sí, sino también sobre el mantenimiento del sistema y el coche en años sucesivos.

 

Mito: “He leído en Internet que los depósitos de GLP AutoGas son pequeños y no proporcionan mucha autonomía”.

Realidad: Incluso el depósito más pequeño de GLP AutoGas, el que se instala en coches de poco tamaño o cilindrada, ofrece una autonomía de entre 200 y 300 km, lo cual es una distancia considerable. Con los depósitos más grandes se pueden recorrer hasta 400 ó 500 km.

Además, no podemos olvidar que es una autonomía que se suma a la propia del depósito de gasolina del coche, ya que el GLP AutoGas complementa al combustible original, no lo sustituye.

 

Mito: “Cuando te calibran mal el sistema, da muchos problemas, y es algo muy frecuente”.

Realidad: Efectivamente, una mala calibración del sistema repercutirá en una conducción incómoda y fallos en el sistema, pero no es algo frecuente. Sólo ocurre cuando el taller instalador no hace bien su trabajo y su personal e instalaciones no están debidamente cualificados.

De nuevo, la instalación de GLP AutoGas en un taller certificado, que garantice la excelencia en el trabajo y unos resultados óptimos evitará estos problemas y cualquier otro derivado del sistema.

 

Mito: “Instalé GLP AutoGas para ahorrar, sobre todo en viajes largos, y ahora resulta que no me caben las maletas en el maletero”.

Realidad: Existen dos opciones de colocación del depósito de GLP AutoGas: en el maletero, en cuyo caso el espacio se verá reducido en un cierto porcentaje, dependiendo del coche y del propio depósito, y en el hueco de la rueda de repuesto.

Esta segunda opción elimina el problema de la reducción del espacio, si bien tendremos que llevar siempre en el coche un kit de reparación de pinchazos. En la actualidad, estos kits son mucho más fáciles y cómodos de usar que hace unos años, aunque lo más cómodo por supuesto sigue siendo hacer una llamada a asistencia en carretera, y tener rueda como nueva y todo impecable en 40 minutos, ¡ellos son los expertos!

 

Mito: “Nadie me advirtió de que, con el tiempo, el sistema GLP AutoGas acarrearía algunos problemas mecánicos como consecuencia del resecado del válvulas”.

Realidad: El “problema” más común provocado por el sistema GLP AutoGas es el resecado de válvulas. Y lo ponemos entre comillas porque, en realidad, no tiene ni por qué pasar ni por qué convertirse en un problema o avería, si el sistema está instalado y funcionando correctamente.

Por su propio mecanismo de funcionamiento, el GLP aumenta la temperatura de la cámara de combustión, lo que a medio o largo plazo puede llegar a provocar el resecado de válvulas. Para prevenirlo, se utilizan aditivos, incorporados al mismo sistema, que reducen la temperatura y cuyo precio es mínimo comparado con el ahorro que supone circular con GLP AutoGas.

 ¿Adivinas cuál es la forma de asegurarte que esos problemas no se van a dar, o se van a solucionar rápidamente? Efectivamente, instalar el sistema GLP en un taller certificado. No supone una inversión mayor (incluso puede salir más barato que en otros lugares) y, de verdad, es una de esas decisiones que te alegrarás de haber tomado.

 

Mito: “¿De qué sirve ahorrar en el combustible, si cada vez que necesitas llenar el depósito tienes que recorrer 100 km hasta la estación de servicio con GLP AutoGas más cercana?”

Realidad: Hasta hace unos años, la red de estaciones de servicio con GLP AutoGas no era tan profusa como cabía desear. Pero en la actualidad el abastecimiento está absolutamente garantizado en todas las capitales de provincia y las principales carreteras de nuestro país.

Además, grandes petroleras como Repsol trabajan sin descanso para ampliar esta red, que se prevé que alcanzará los 1.000 puntos de repostaje en los próximos dos años.

 

Sí al ahorro. Sí a una menor contaminación. Sí al GLP AutoGas

En resumen, hay muchas razones para considerar el GLP AutoGas una alternativa más que conveniente al diésel y la gasolina. Una alternativa que año a año se va afianzando en nuestro país y que, sin duda, reportará grandes beneficios a nuestros bolsillos y a la calidad del aire que respiramos en nuestras ciudades.

¿La clave para hacerla aún más satisfactoria?

¡Instalar el sistema GLP AutoGas en un taller certificado!

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©[current-year] Talleres Top de confianza S.L. 

[kleo_snow scope="window"]

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Todo lo necesitas saber sobre el GLP AutoGas, en un sólo documento